[Por el mundo] Viaje por Sudamérica 6 – Cusco

Nuestra Noelita viajó por algunos países de América del Sur durante enero y febrero. Estuvo en Argentina, Chile, Perú y Bolivia y de paso juntó info y experiencia para compartir con nosotros. Sobre cómo viajar por el continente y ser feliz comiendo vegano.
También pueden ver las entregas sobre MendozaSan JuanSantiago de Chile – Parte I y Parte II u otros posts anteriores de la sección Por el mundo.
DSC_3546
Cusco es una ciudad en Perú muy conocida porque es la parada obligada para ir hasta Macchu Picchu. Como se imaginarán, es una ciudad 100% turística. Van personas de todo el mundo, todo al año.

Generalmente me dan un poco de rechazo las ciudades que son así de turísticas, porque siempre me imagino que se van a sentir un poco falsas. Con Cusco no me pasó, todo lo contrario; quedé encantada con la ciudad, una de las más lindas que vi en Perú.DSC_3781Una de las cosas que me encantaron de Cusco fue, para variar, la comida. La cantidad de opciones vegetarianas e incluso de restaurantes 100% veganos es impresionante. Me quedé muy pocos días y solo tuve la oportunidad de ir a dos de ellos. Pero volvería solo para seguir probando comidas.

Naturlandia
Calle Carmen alto 146 San Blas
DSC_3548Naturlandia es un lugar chiquito en el barrio de San Blas. Tienen una oferta simple pero bien interesante. Por ejemplo, venden yogur de soja que hacen ellos mismos (con lactobacilos, al igual que el yogur regular). Y también ofrecen una cantidad de sandwiches para comer ahí o hamburguesas congeladas para llevar. Tienen de quinoa, de soja orgánica y también productos de amaranto o kiwicha, una semilla andina, muy importante para la cultura indígena, famosa por ser la que arruinó muchas plantaciones de soja transgénica.

Shaman
Santa Catalina Ancha 366 BDSC_3778Este es un lugar muy particular. Ofrecen una carta 100% vegana y en su mayor parte cruda. En el centro del lugar hay una mesa compartida que tiene la piedra de cuarzo más grande que he visto en mi vida. Las referencias espirituales están por todos lados; desde fotos de retiros a libros sobre temáticas chamánicas y espirituales.DSC_3763
En Perú es muy común que ofrezcan un menú del día bastante completo, con primer y segundo plato, bebida y postre. Shaman ofrecía eso y además un buffet de ensaladas. Más completo imposible.

Todo estaba delicioso y la atención fue perfecta. Para dar una idea de los costos: el menú del día, con todo incluido, costaba alrededor de $ 170 (unos US$ 8,5). Y eso para los precios de Perú es un tanto caro (lo cual me obliga a preguntarme por qué será que en Uruguay pagamos el doble por todo… ¿opiniones?).DSC_3765Consejos prácticos:

  • Perú es grande y las distancias también. En Uruguay estamos acostumbrados a ir de un lado a otro del país en seis horas; en Perú esa es la cantidad de horas en bus mínima entre ciudades más o menos grandes. Así que hay que estar preparados para eso si viajamos por tierra.
  • Cusco está a unos 2.700 metros sobre el nivel del mar, por lo que es recomendable tomar las precauciones necesarias para que no nos afecte el mal de altura: tomar mucha agua, comer liviano, descansar bien, tomarse unos días para aclimatarse. También sirven mucho los productos de coca, sean en té, caramelos, chocolates(!) o simplemente las hojitas.
  • Los peruanos tienen un talento para dar mal las direcciones (tengo la teoría de que no quieren decir que no saben entonces inventan cualquier cosa: “¿que donde está el restaurante vegetariano? Siga derecho tres o cuatro cuadras, siga derecho”). Es buena idea andar con un mapa.
  • Si quieren ir a Macchu Picchu, hay que comprar las entradas con varios días de anticipación (ahí mismo no las venden).DSC_3769

Contanos tu experiencia, preguntanos, comentanos lo que quieras :)