[CERRADO] [Pique] Topf

s_7916“Que la picada deje de constar de papas chips sabor asado de tira y palichips”, rezan las chicas de Topf (“olla” en alemán) en la misión de su página de Facebook. Pierina y Nani no son cocineras profesionales sino dos colgadas que se encontraron y decidieron crear este emprendimiento. Buscan ofrecer su visión particular de la cocina a sus clientes sin dejar de disfrutar y divertirse con la idea de invertir en tatuajes y viajes y en chiches para la cocina.s_8005bLas picadas se pueden encargar en cualquier momento para 2 a 40 personas, diseñadas según los gustos del cliente, siempre incluyendo sus especialidades. Estas, por supuesto, pueden ser vegetarianas o veganas. Algunas de sus opciones son patés vegetales (lentejas, remolacha, etcétera), focaccias rellenas, aceitunas marinadas, panes y tostadas de diferentes sabores.

Pero Topf es más que picadas, porque también se las puede contratar para que vayan a cocinar a domicilio, con una decoradora y un mozo. Y los miércoles preparan una cazuela diferente, a veces vegana, que se encarga para recibir el jueves o viernes. La idea es terminar la semana dándose un gustito con un plato gourmet.s_7951 copyPor último, cada tres semanas aproximadamente hacen una cena a puertas cerradas para pocas personas. Se difunde la info por Facebook y se toman las reservas por ahí o por mail. En ese caso, se puede pedir opción vegana.s_7976 copyNosotras fuimos a un ciclo que se hizo en Paullier y Guaná -“Cocineros sin cocina”- y probamos la comida con el sello de Topf. Un trago de pomelo, té verde y absolut, para picar hummus de remolacha, paté de lentejas, curry y perejil, aceitunas marinadas y pan casero, la entrada era una sopa de hinojo, rúcula, coco y naranja, de plato principal chilli de boniato con arroz blanco, garbanzos y coronado con una crema de palta y limón, y cilantro. Y de postre un helado de banana y chocolate con almendras y maní picados.s_7984Nos encantó el paté de lentejas, la sopa resultó muy exótica con ese toque de naranja, y la palta y el cilantro en el plato principal fueron un acierto. Fue una cena súper armónica y completa. Todo estaba muy rico y el sótano de Paullier y Guaná estaba hermosamente decorado, con un montón de detallecitos que sumaban a sentirnos mimadas. Flores, velas, luces de Pipilota.

Para comunicarse con Topf pueden escribir a hola@topf.uy o por mensaje de Facebook.

4 caramelitos para “[CERRADO] [Pique] Topf

    1. Caramelos de lima Autor

      Hola, Rosa, no pusimos el precio porque en realidad este fue un ciclo de cenas particular al que fuimos para conocer la cocina de Topf pero no es su modalidad habitual. La cena nos costó $ 650 por persona.

      Responder

Contanos tu experiencia, preguntanos, comentanos lo que quieras :)