[Pique] Comida Nómade en el CCE

El año pasado Ana Valdés se contactó con nosotras para invitarnos a un ciclo llamado Comida Nómade en el Centro Cultural de España (CCE). Ese año no pudimos ir pero por suerte una de nuestras lectoras (¡gracias, Adriana!) nos recordó sobre este nuevo ciclo.

El proyecto está descrito como “dos meses de encuentros lúdicos y gourmets, con libros, películas y sabores que nos deleitarán el paladar y la mente. Aprenderemos a cocinar comida india y japonesa, vietnamita y palestina, a hacer sushi y a comer la comida de los shogunes y los sultanes”.

Comida Nómade funciona como un punto de encuentro para charlar con extraños, conocer un poco más sobre otras culturas y ampliar el paladar.s_2134Ana, quien lleva adelante este proyecto, es uruguaya, pero vivió mucho tiempo en Suecia; se fue hace mucho como exiliada política. Es antropóloga, y especializada en cultura culinaria. En su cuenta de Twitter se describe entre otras cosas como “foodie, gamer y anarquista”. Por si le faltaban títulos, también es traductora, escritora de varios libros e investigadora del encuentro histórico del islamismo y el cristianismo.

La cena comienza a las 18.30 y está pautada para que termine a las 20.00, pero estoy segura que siempre se extiende un poco más. La mesa de la cantina del CCE se comparte, no solo con Ana, sino con todos (o casi todos) los que participan. Y es impresionante que algo tan simple como cambiar las mesas individuales por una colectiva puede modificar tanto la experiencia.s_2125Esta vez le tocó le tocó el turno a la comida árabe. El chef invitado fue Adel bin Muhammad, de Túnez, más conocido en el país por ser uno de los ex presos de la cárcel de Guantánamo que ahora están viviendo en Uruguay.

La noche no giró en torno a él, pero ciertamente fue parte de lo interesante del encuentro.
Mientras escribo esto leo y releo este párrafo porque quiero encontrar las palabras correctas. “lo interesante del encuentro”. Interesante no es la palabra que quiero poner, pero no me sale  otra. Me quedo sí con la palabra “encuentro”.

Adel creció en Túnez, país que estoy segura que muchos de nosotros a duras penas podemos ubicar en el mapa, y forma parte de una cultura que prácticamente no conocemos, y menos entendemos. Pasó 12 años encerrado en Guantánamo. Quién sabe qué experiencias tuvo que sufrir (imagino que las cicatrices que se le ven en los brazos, manos y cabeza deben contar algo de su historia), pero ahí estaba, brindando su comida, sus recetas, charlando (en italiano y un poquito en español), compartiendo la experiencia, a la par de todos.s_2128El menú fue (para nuestra felicidad) prácticamente todo vegano. Constó de la cómida árabe por excelencia, al menos, la que yo conozco. Falafel (de dos tipos, unos con variedades de semillas), hummus (pasta de garbanzo y sésamo), pan de pita y tabulé (una ensalada de trigo burgul, tomate, pepino, menta, perejil y jugo de limón).

Probé la comida expectante de ver si había alguna diferencia entre la que ya había probado antes y ésta. La ensalada sí fue diferente a las que he probado, pero igualmente rica. La tríada hummus-tabulé-falafel a mí, por lo menos, nunca me falla. La podría comer por siempre.

Para ir a los encuentros hay que reservar lugar previamente. Son los martes y miércoles (y también están evaluando agregar algún sábado). El próximo evento es de comida hindú, así que la opción vegetariana está asegurada. Para la opción vegana de éste u otro encuentro hay que pedirla específicamente.

El costo para dos personas fue de $600.

Comida Nómade
Para más información e inscripciones:
099470758 o agora158@gmail.com

Contanos tu experiencia, preguntanos, comentanos lo que quieras :)