[Pique] Delicia Natural

Delicia Natural es envío de orgánicos a domicilio. Hay lista de productos y podés pedir lo que quieras. Las frutas y verduras crecen en la zona, porque priorizan la producción local (a excepción de las bananas que las traen de Ecuador). Ofrecen también otras cosas, siempre orgánicas: harina, yerba, aceite de coco, entre otros.s_0290 copia
Noe conoció a Eliza, de origen brasileño, que creó este emprendimiento. Empezó con esto sin saber mucho en qué se estaba metiendo hasta que se sumergió de lleno y lo lleva adelante con mucho entusiasmo y alegría.s_0291Eliza nos trajo un cajón llenito de vegetales orgánicos, de colores vivos, y súper sabrosos. Noe disfrutó más que nunca sacar las fotos que acompañan este texto. La estrella fue un tomate gigante de invernáculo.

El mínimo para pedir es 400 pesos y el envío es gratis. Pueden comunicarse por Facebook o al 098 291 392. También tienen un blog, con recetas, info de productos, etc.

[Pique] Frenchie’s Healthy Food

Vale y Ceci aman la cocina y querían buscar un proyecto fuera de sus ocupaciones principales que nada tienen que ver con la alimentación. Desde noviembre del año pasado, cuando surgió la idea, dieron forma a Frenchie’s Healthy Food, con el foco en ofrecer comida saludable a precios accesibles.s_0438 copiaLeches vegetales: de coco, de avena, de almendras y de castañas. Saborizadas con café o chocolate ($ 105) y puras ($ 85). Scones (6 x $ 70) y muffins veganos de zanahoria (4 x $110 y packs más grandes) y de chocolate. Trufas con harina de almendras y mantequilla de maní (8 x $ 90), y mantequilla de maní sola sin azúcar y sin aceites agregados. Todo para un desayuno o merienda diferente y más sano. A mí me encantó la leche de coco y café y los preferidos de Noe fueron los scones, que los gozó así solitos, aunque obvio que da para untarlos con mermeladas, hummus y también hacer sándwiches.

La elección del nombre es un juego con “francés” en inglés, que es de donde data la primera receta de leche de almendras de la historia, en el 1300, dedicada a los reyes Carlos V y Carlos VI.s_0393Vale y Ceci quieren transmitirnos su pasión por la alimentación saludable y todos sus productos son preparados con ingredientes que aportan nutrientes. Su plan es ampliar la oferta y, quién sabe, abrir un café, donde poder cocinar y poner todo su amor en lo que hacen, todos los días.

Se hacen los pedidos antes del sábado al mediodía y se retiran o entregan los domingos de 16.00 a 18.00. Por Facebook o por Instagram, en donde también dan tips e info.

[Pique] Amaranto

Masalas (cambió de nombre) es Sebastián, Ramón, Carla y Thaís. Cada uno aporta su grano de arena (fundamental) para brindar menúes completos en forma de viandas deliciosas, nutritivas y bellas a más no poder. La idea nació de Carla y todas las fichas pronto empezaron a acomodarse en su lugar con la llegada de los nuevos integrantes.s_0175Nos invitaron al lugar donde la magia sucede y nos convidaron con un almuerzo increíble. Así conocimos donde trabajan, charlamos y pasamos un rato ameno. A veces los tiempos no nos favorecen, pero nos encanta cada vez que podemos conocer más a fondo quiénes están detrás de los emprendimientos y dónde se desarrollan.
s_0120Empezamos con una sopa de remolacha, cilantro y limón de sabor fuerte y textura suave; para ambas, la estrella del almuerzo. Luego el plato del día (viernes, que siempre es crudo): hamburguesas de hongos chilenos y tomates secos, que sin duda son de destacar; muy bien logradas, mejor que muchísimas cocidas que hemos probado. Acompañaba un sabroso hummus de girasol y ensalada. s_0127 copiaSeguimos con un crepe de harina de garbanzos, rellena de hongos portobello, cebolla, calabaza, y salsa blanca de cajú. ¿Más hongos? ¡Hecho para mí! Lo sirvieron con croquetas de quinoa, mijo y remolacha con semillas de sésamo en lugar del empanado tradicional.s_0152De postre una tarteleta (pero en copa) de mousse súper cremoso de naranja, con chocolate, granola y base de frutos secos, y un alfajor, el clásico raw de coco y cajú relleno de dátiles, pero con una vuelta que hacía la crema de dátiles cremosa y suave (sí, otras veces estas palabras).s_0159 copia
Toda la comida que ofrece Masalas es sin ingredientes de origen animal (excepto un par de veces al mes que usan queso de cabra o huevos de campo), sin gluten y sin azúcar. Promueve la alimentación consciente, que incluye vegetales locales, de estación y orgánicos (siempre que haya disponibilidad), frutos secos desinfectados y deshidratados, fermentos naturales, superalimentos, agua purificada y gran cuidado en general en todos los ingredientes.

También ofrece catering para eventos, que es a lo que apunta a dedicarse en exclusiva eventualmente, y hay a la venta granola ($ 150, 200 gramos), escabeches y kimchi ($ 700, 1 kilo). Sus viandas se pueden comprar por separado o en cuponeras que incluyan solo el plato, plato + sopa, o plato + sopa + postre. (Detalles de precios acá).

Carla, Ramón, Sebastián y Thaís ponen mucho amor en lo que hacen y eso es satisfacción propia pero también para quien está del otro lado, el cliente, a quien quieren cuidar y escuchar y brindarle lo mejor.

Para comunicarse con ellos: 099 135 840 y su página de Facebook.

[Pique] Chila Mochilas

Chila Mochilas vive y crece por su público, que pidió con entusiasmo su oficialización hace seis años. El germen fue la primera cartera que confeccionó su creadora, de donde sale el nombre de este emprendimiento, cuando no encontró una que le gustara en el mercado.chila-01La gente veía su artículo de diseño propio y en el boca a boca progresivo empezó a pedir “una chila”. Al principio ella no lo veía posible, porque le había llevado tres días hacer la cartera, pero luego de investigaciones y práctica, decidió tomárselo en serio, y descubrió que es lo que más le gusta hacer.chila_02Así nació Chila Mochilas en un juego involuntario de palabras, con diseño de autor y materiales sintéticos. Chila habla de poner su conocimiento como estudiante de Bellas Artes al servicio del diseño, con atención a los colores (por ejemplo, una vez hizo una colección con los primarios, las formas). Ella se encarga de casi todo: desde el diseño hasta la distribución, pero cuenta con la ayuda invaluable de su amiga Lu Lee, que hace las fotos, y al aportar su estética, es un elemento central de la marca.chila_collage700pxChila Mochilas es trabajo digno, que excluye la explotación animal y humana. La producción nacional de indumentaria está creciendo y la competencia con el mercado chino se siente. Pero ella confía en que su proyecto apunta a un público que es consciente a la hora de consumir y que aprecia el diseño original de autor.

Las mochilas se pueden encontrar en la Liebre Libre (Galería del Virrey, local 44) y en Cipriano Almacén de Diseño, en Ciudad Vieja. También directamente con ella en su taller en la zona de Tres Cruces. Más info en su página de Facebook y pueden escribirle a Chila.art@gmail.com.

*La última foto es de Lu Lee.