La Cena de los Sentidos: comer a ciegas

DSC_9444Hoy proponemos una reseña diferente. En Caramelos de Lima ponemos especial atención a lo visual y Noe siempre busca lograr fotos que no solo ilustren lo escrito sino que tienten a conocer los lugares, a ver que la comida vegana es variada y se ve muy bien. Esta vez se nos presentó un desafío, porque no contamos con el sentido de la vista ni ninguna posibilidad de mostrarles lo que comimos. Esto es porque fuimos a La Cena de los Sentidos, que es una propuesta que tiene lugar en La Commedia Trattoria, que consiste en comer en total oscuridad atendido por personas no videntes. Era una edición vegetariana con posibilidad de pedir todo vegano, que obviamente fue lo que hicimos.DSC_9456Cuando entramos había luz tenue. Para empezar nos sirvieron unos panes caseros con vegetales (zanahoria, berenjena) al escabeche. La luz no daba para distinguir realmente lo que estábamos comiendo y creímos que ya era el comienzo de la vivencia, pensando que hasta ahí llegaba la oscuridad.

Sin embargo, cuando terminamos nos explicaron lo que iba a pasar a continuación, las personas que nos iban a asistir y cómo movernos si queríamos salir de la habitación. Apagaron las luces y la oscuridad fue absoluta.DSC_9456 copyNunca nos había pasado de estar en una oscuridad total. Noe lo primero que hizo fue aferrarse a la mesa, como una manera de sentirse ubicada en el espacio. Al principio nos dominó la sensación de cierta incomodidad y hasta susto, pero de una forma irracional, ya que sabíamos que estábamos en un lugar controlado y que era un juego. Con los minutos nos fuimos acostumbrando y aprovechando los demás sentidos para disfrutar de la experiencia.

Es curioso el trato con los mozos, entender que a la misma vez que para nosotras era una situación completamente nueva, para ellos es lo cotidiano. Hablar y no tener esa información en los ademanes y expresiones del otro, moverse sin referencias visuales, y claro, comer sin ver lo que hay en el plato. Nuestra diferencia es que carecemos de la habilidad que tienen ellos para manejarse.

Estar en total oscuridad hace vivir la comida de una forma totalmente diferente. Los demás sentidos toman un papel importantísimo, que creemos que ya tienen hasta que estamos en una instancia así. El tacto para saber qué hay en el plato, dónde, qué temperatura tiene, cómo llevarlo a la boca. Nosotras zambullimos las manos directo y fue muy divertido. El olfato como segunda herramienta para intentar adivinar qué estábamos comiendo y, por último, el gusto. Sentir los sabores, las texturas. No solo en la comida se potenciaba todo. Noe estuvo unos 10 minutos tocando su copa, percibiendo el cambio de temperatura donde empezaba el líquido.

La cena consistió en una entrada de tres bocados: una canasta de jengibre con guacamole (nosotras sentimos un sabor intenso a cilantro y no salimos de ahí, je), una tostada con los vegetales al escabeche que nos dieron al principio y otra con hongos. De plato principal, brochettes con cebolla, morrón, tomatitos cherry, berenjena sobre un cous cous cremoso. Y de postre peras especiadas al vino.

Nosotras no teníamos expectativas definidas antes de ir y realmente nos voló la cabeza. Quedamos sorprendidas con todo lo que se genera en uno cuando uno de los sentidos desaparece y, sobre todo uno que es protagonista y sin dudas determina muchísimo en todo momento. Además, está buenísimo apoyar propuestas tan diferentes. Es cierto que puede resultar caro ($ 900 por cabeza), pero hay que considerar que, además de la comida y canilla libre de bebidas (vinos varios y refrescos), lo que ofrecen es una experiencia sensorial única y que vale la pena.

Para vivir La Cena de los Sentidos hay que reservar con tiempo. La próxima es el 25 de noviembre, la última del año, y si bien no es propuesta vegetariana/vegana, se puede pedir con anticipación.

La Cena de los Sentidos | La Commedia Trattoria
Viejo Pancho 2414 – Montevideo
Reservas: cenaaciegas.uruguay@gmail.com / 091 245 050

3 caramelitos para “La Cena de los Sentidos: comer a ciegas

  1. Pingback: Cena de los Sentidos 100% vegana | Caramelos de lima

  2. renata

    Pah, el otro día comentábamos con unos amigos sobre esto, me encantaría ir!

    Noel: gracias por tu comentario en mi blog, la verdad que hay opiniones de todo tipo sobre el tema del no shampooy algunas me desaniman un poco, yo supongo que debe ser un tema del metabolismo de cada uno, de las cosas que comemos, etc. pero la verdad que es bastante demandante, y sí había leído, como puse ahí, que hay que ir cambiando la receta y complementar con otras cositas una vez por semana, lo cual me daba bastante pereza, pero ahora me tiene entusiasmada, un amigo con paltos me regaló unas paltas para probar hacer alguna máscara y lo mismo otro con caléndula y aloe vera. Veremos!!

    Buenísimo lo de ganar el sorteo, leí el comentario y me puse a cantar contenta y bailar con los gatos acá,pobres no entendían nada jajaja.

    Responder
  3. Los Sonidos del silencio

    Muy buenos comentarios!!!! Nos alegra que hayan disfrutado así como lo hicimos nosotros en su momento y Gerardo lo hace cada vez que participa!!!
    Abrazos,
    Gerardo y Abril

    Responder

Contanos tu experiencia, preguntanos, comentanos lo que quieras :)