Estrecho: barra revelación

DSC_8216Estrecho es un espacio muy agradable en plena Ciudad Vieja, en Peatonal Sarandí. Una gran barra en un lugar ambientado hace diez años pero vigente hasta hoy. Con una atención muy buena, disfrutamos de un almuerzo como pocos.

Aunque en la carta -con toque francés- no tienen opciones veganas (creemos que tampoco vegetarianas), la disposición y versatilidad es total. Evidentemente tienen público vegetariano seguido y ya manejan recursos para servirlos tan bien como a cualquier otro comensal.

Nos atendió una chica y también se acercó el dueño, Alejandro (que lleva adelante el restaurante junto con su mujer, Benedicte), cuando supo que éramos veganas. Nos ofreció algo con tofu y salió volando. Volvió al rato y nos comentó que había ido a La Molienda (con quienes trabajan usualmente) y se les había roto la heladera por lo que no podía ofrecernos algo con ese producto. Por supuesto, apreciamos ese gesto.DSC_8229Entre lo que nos sugirieron elegimos una ensalada de verdes, tomates secos, almendras fileteadas, palta y vinagreta de frambuesa, una bocatta de vegetales asados, palta y mostaza de dijon y dos acompañamientos de hash browns (una preparación tradicionalmente con papas cortadas en cubos y fritas, pero que en este caso tenía también boniatos). De tomar, una jarrita de jugo de naranja que compartimos.DSC_8236Para empezar nos trajeron una tostadita con hummus y otra con unos tomatitos condimentados súper ricos. Enseguida vinieron los platos principales. No hace falta ni aclarar la presentación vistosa, que ya es evidente en las fotos. Igual estaba de sabor. Exquisito, fresco, bien preparado. Noe ama todo lo que tenga mostaza de dijon y su sandwich estaba bien rebosante de esta salsa así que imposible no adorarlo. La ensalada con su vinagreta era una delicia.

En el medio de nuestro almuerzo seguimos charlando con Alejandro sobre cuestiones gastronómicas, la historia de Estrecho, sus viajes, entre otros, y la misma conversación nos llevó a contarle de Caramelos de Lima (algo que no solemos hacer pero que en este caso surgió).DSC_8249Enseguida se entusiasmó con un par de platos cortesía: por un lado, granos de choclo preparados con jugo de lima, cilantro, “acevichado”, unas papas tipo pay (finitas y bien crocantes), zanahorias asadas, crema de remolacha. Por otro lado, calabacines en cubos bien dorados con brotes de soja, jengibre y aceite de chile en colchón de lechuga. Ambas preparaciones con sabores poco explorados en nuestro país; se sentía como algo que uno podría probar en otras partes del mundo. Excelente experiencia y gentileza.DSC_8256No hay dudas de que vamos a volver a Estrecho y lo recomendamos. Como hemos dicho en repetidas oportunidades, a veces más importante que tener algo específico en la carta es la atención, la disposición para satisfacer, la apertura para mover y jugar con lo que ya tienen. Y por supuesto que sea todo delicioso y de la mejor calidad.

El total de la cuenta por dos platos principales + una jarra de jugo de naranja fue $ 610 (US$ 30).

Estrecho
Peatonal Sarandí 460
2915 6107
Lunes a Viernes de 12.00 a 16.00

3 caramelitos para “Estrecho: barra revelación

  1. Ana

    Qué bueno que sigue existiendo Estrecho, yo iba mucho con una compañera cuando trabajaba en la ciudad vieja (antes de hacerme vegetariana) y nos encantaba el cuidado y la delicadeza que tenían con cada plato, en la primera foto da para ver cómo están realmente cocinando adelante tuyo. Tendré que volver, gracias.

    Responder

Contanos tu experiencia, preguntanos, comentanos lo que quieras :)