Buenos Aires 600: como en casa

Uf, ese día estuvo difícil. Luego de varias vueltas y un intento con muy mal resultado mediante (ya les contaremos), llegamos a Buenos Aires 600, del que habíamos oído hablar (sobre todo por las pinturas de AlfAlfa) y hasta el momento no habíamos pisado.DSC_6330De afuera siempre nos pareció más sofisticado y grande de lo que es, pero una vez que entramos comprobamos que es más una casita de comidas, muy agradable, con sus colores, macetitas y mesas de madera.001 - buenos aires 600La carta tenía tres opciones veganas (wow), dos de las cuales eran pasta. Esto lo descubrimos luego de consultar a quien nos atendió. Ella nos afirmó que eran al huevo, pero quién sabe por qué no quisimos conformarnos y le pedimos que consultara en la cocina. Y cómo rindió. Resulta que eran de sémola, lo cual terminó cambiando el panorama (esto demuestra lo importante que es preguntar e insistir), aunque eran platos bien simples: spaghetti con tomate, albahaca y ajo, penne rigate con veduritas thai y wok de vegetales (que nos aclaró que eran preparados casi igual que los thai). Por eso elegimos los dos primeros. También tienen champiñones al ajillo de entrada, pero en ese momento no les quedaba.

La comida vino bien rápido, con unos pancitos caseros que merecen mención especial: de cebolla caramelizada, tomates secos y romero, y otro de romero solo. Estaban deliciosos y por sí solos valen la pena.DSC_6323Los platos eran abundantes y llegaron a la mesa con buena temperatura y presentación. Se sintió como estar en casa. Imaginamos un almuerzo así como un buen impasse, necesario en medio de la jornada laboral, sobre todo en estos días invernales. Calentito, casero, sencillo, muy rico.DSC_6325

DSC_6313Acompañamos con licuados al agua: uno de pera, banana, kiwi y otro de kiwi y pera (no fuimos muy originales ahí). Cuando llegamos al postre, sentimos sus ganas genuinas de complacernos con algo. Finalmente nos sugirió ensalada de fruta pero se dio cuenta luego de que no tenían (vale la intención).DSC_6315Además de la carta fija, en Buenos Aires 600 ofrecen tres opciones de menús ejecutivos todos los días, pero, según vimos en su página de Facebook, nunca son veganos y rara vez vegetarianos. En estos casos es cuando es importante entre todos lograr que agreguen una opción: visitarlos, preguntarles, contarles, y así demostrar que somos un público que vale la pena considerar.

La atención de la moza fue muy buena, mostrándose siempre receptiva a nuestras preguntas, intercambiando información, con un trato ameno.

El total de la cuenta fue de $ 620 (US$ 33) por dos platos + dos bebidas.

También tienen servicio de catering y organización de eventos.

Buenos Aires 600
Buenos Aires 600
2915 3971
buenosaires600@gmail.com
Lunes a viernes de 10.00 a 19.00 y sábados de 10.00 a 18.00.

2 caramelitos para “Buenos Aires 600: como en casa

  1. Güita Fierro

    Estaba escuchando a Omar Guitiérrez en CX 22, y creo que estuvieron allí, porque agarrré el final, escuché sólo http://www.caramelode….. y buscando llegué aquí. Están muy buenas las recorridas y sugeriencias, bien esplicadas. Me refiero a toda la página, no sólo a BsAs.600, simplemente la leí toda y quise hacer el comentario al final. MB, excelente, sigan así. Éxitos!!!

    Responder

Contanos tu experiencia, preguntanos, comentanos lo que quieras :)