Adolfo Café: tesoro en la ciudad

DSC_6704Cuando entrás a Adolfo Café sentís que te abraza cada detalle de su ambientación. Sus sillones, sus lámparas de mimbre, sus estantes con libros de cocina y teteras de colores, sus floreros y flores, su música suave y relajante.DSC_6692La carta tiene pocas opciones para el almuerzo —es más abundante a la hora del té— y no hay platos veganos, aunque pega en el palo con unas milanesas de berenjena con una ensalada bastante original con morrones asados, verdes y hummus, entre otros ingredientes.

Nos atendió una chica súper amable, con quien charlamos acerca de las posibilidades. Luego de algunas preguntas entendió bien qué queríamos y nos dejó con la promesa de traernos algo rico y saciante para comer.DSC_6689Con un jugo de naranja recién exprimido y un licuado de banana y frutilla, ambos sin azúcar, esperamos hasta que llegó nuestra entrada: una sopa de arvejas cremosa para compartir (la sopa del día que justo era vegana). ¡Qué delicia! Pudimos detectar algo asado en la mezcla, tal vez cebollas salteadas, y algo más que nos motivó a inaugurar la temporada de sopas caseras.DSC_6682El plato principal consistió en un sandwich de pan casero con hummus, morrones y zanahorias asadas, chauchas y verdes, acompañado de papas rústicas; no sabemos cómo estaban hechas, pero eran exquisitas, bien crocantes por fuera y suaves por dentro. El sandwich estaba bien, a mí me pareció que le faltaba algo de humedad y Noel lo recuerda demasiado mojado por las verduras. Quizá uno levantó mucha agua de los verdes y el otro no.adolfo 01De postre nos ofreció guayabas, que nos comentó que hacen habitualmente porque la madre de la dueña tiene muchísimos árboles en su casa. Para quienes no la conocen la guayaba es una fruta nativa con la que se hace un dulce muy similar al de membrillo. El postre originalmente venía con crema, pero obviamente lo pedimos sin. A Noel le encantó. También nos trajo un platito de frutas (banana, kiwi, naranja y frutillas); ambos lindos presentados, cerraron una experiencia sumamente agradable.adolfo 02
Adolfo Café es como un rinconcito escondido en Montevideo. De afuera no se percibe realmente lo lindo que es por dentro y una vez que entrás te envuelve esa sensación de haber encontrado un tesoro en la ciudad.

Por una entrada + dos platos principales + dos bebidas + dos postres pagamos $ 1050 (US$ 52); vale completamente la pena, pero es cierto que había algunos precios bastante altos, como el plato principal, que era bastante simple y sin ingredientes sofisticados, a casi $ 250.

Aldolfo Café
Williman 597 – Montevideo
2710 5777
Martes a sábado de 10.00 a 20.00.

2 caramelitos para “Adolfo Café: tesoro en la ciudad

  1. Jacqueline

    Hola chicas. Excelente descripción de Adolfo, que me ha tentado a ir allí. Aprovecho para acotar algo sobre el precio. Cuando lo convirtieron a dólares tomaronnuna cotización añeja. Hoy 13/10/15 el dólar llegó a $ 30 por lo que $ 1052 serían U$S 31, no U$S 52.
    Capaz qur la nota es de hace años y no me di cuenta.
    Igual sólo puedo felicitarlas por todo lo que publican. Soy fan de Caramelos de lima.
    Abrazos

    Responder
    1. Caramelos de lima Autor

      Jeje, sí, la nota es de hace más de dos años, de hecho. Pasa eso con los precios en dólares, quedan desactualizados. Ahora no los estamos poniendo, quizá es mejor. Muchas gracias por tus palabras :)

      Responder

Contanos tu experiencia, preguntanos, comentanos lo que quieras :)